Instituto de capacitación bursátil

ICBlog

Renta Fija en Argentina: ¿la hora de los plazos fijos?

Las primeras medidas económicas impactan fuertemente en el mercado de renta fija. La suba de la tasa de interés y la liberación del dólar brindan mayor atractivo a las inversiones en pesos, en un contexto en que los bonos dolarizados se apreciaron considerablemente, aunque los dólarlinked permanecen desarbitrados. Los bancos ahora ofrecen tasas atractivas para las colocaciones en plazo fijo, tanto en pesos como en dólares, por lo que no hay que perder de vista esta opción.

La liberación del tipo de cambio ya es un hecho, pero su nivel sorprende a propios y ajenos. Lejos estaba el mercado de esperar un dólar a trece pesos, más bien se especulaba con un tipo de cambio más cerca de los catorce o incluso quince. Está claro que no se produjo un overshooting, a pesar de la no intervención del BCRA.

No obstante, el precio no está libre del todo, recién están comenzando a liberarse las importaciones, se están adaptando los sistemas de los bancos y se están poniendo en autos las agencias de turismo, a la vez que se reactiva el negocio de las casas de cambio, en unas semanas con varios feriados con motivo de las fiestas. Eso hace que por el momento, la demanda de dólares esté acotada.

Por el lado de la oferta, el futuro parecería promisorio debido al compromiso de las cerealeras de liquidar cerca de USD 350 millones por día, la cosecha próxima en el segundo trimestre del año y el posible ingreso de capitales externos. Finalmente, y muy importante, los altos rendimientos de los activos en pesos hacen más tentadoras las colocaciones en nuestra moneda que en divisas externas.

Esta conjunción produce que el dólar permanezca controlado y a un precio bajo, pero habría que ver su evolución en los primeros meses de 2016. En principio, conocer si las cerealeras consideran que es un valor adecuado, aunque podríamos decir que respecto a la situación previa es una ganancia extraordinaria (tenemos que considerar que el tipo de cambio implícito -dólar menos retenciones- que reciben se elevó ya un 45% para la soja, 70% para el trigo y maíz y 100% para el girasol).

En principio, dado el escenario actual, el precio del dólar entre 13 y 14 pesos parece razonable.

Plazos Fijos

En las últimas licitaciones, el BCRA convalidó altas tasas para las Letras del Banco Central (LEBAC y NOBAC), incrementando así el costo del dinero de todo el sistema. Este alza se trasladó rápidamente a los plazos fijos que pagan rentas de alrededor del 30% anual en pesos. Toda vez que creamos que gran parte del ajuste de tipo de cambio ya fue producido, no nos queda esperar una gran variación de su valor en los meses venideros, actualmente los futuros de dólar convalidan variaciones del 18% anual por lo que, de tomar ese número, un plazo fijo al 30% estaría convalidando una tasa anual del 10,2% en dólares (si, 10,2% y no 12%, cosa de las matemáticas).

Ahora bien, en la última licitaciónel Central absorbió una gran cantidad de pesos a tasas menores pero altas todavía por lo que es de esperar que el equilibrio se encuentre aún por debajo.

Los plazos fijos en dólares también vieron un alza de tasas, algunos de ellos se encuentran apenas por debajo del rendimiento de un bono en dólares, lo que los convierte en una opción más que viable para los más conservadores.

Bonos ¿pesos, dólares o dólar linked?

En los últimos meses los bonos dolarizados han reducido notablemente su rentabilidad y al día de hoy se encuentran por debajo del 4% en el caso de los bonos cortos y por debajo del 8% en los más largos.

Sin embargo, los dólarlinked tienen rendimientos bastante más altos. En principio, con un tipo de cambio unificado no debería haber una diferencia significativa con los títulos en dólares, ya que una vez pagados al cambio oficial deberían ser fácilmente convertibles en dólares. Esta importante diferencia presenta una posibilidad de arbitraje de los bonos dolarizados hacia los dólarlinked. El único factor que los hace menos atractivos es el plazo (menos de dos años).

Cabe aclarar que sí hay una diferencia aún significativa en el tipo de cambio, que ronda el 5% entre el dólar MEP y el dólar mayorista (oficial). Esta diferencia produce que, de mantenerse, por los bonos dólar linked se obtengan menos pesos que si se pagaran en dólares. Ejemplo: si el bono en dólares paga USD 100, el inversor recibe USD 100 que equivaldrían a $ 1.364 si los vende en la bolsa (dólar MEP), pero el inversor en bonos dólar linked recibiría $ 1.300 y debería vender esos pesos para obtener USD 97,75 en el circuito oficial o USD 95,3 en la bolsa (dólar MEP).

En caso de optar por pasarse a estos bonos, el más desarbitrado es el AM18 que vence en marzo de 2018 y presenta una renta que duplica a la del AN18, que vence en noviembre de ese año.

Respecto a los bonos en pesos sus tasas son similares,algo más bajas a los de los plazos fijos y, por cierto, bastante atractivas. En principio, esto se produce porque los mismos reproducen la BADLAR[1] con una sobretasa o las tasas de interés de las LEBAC[2]. La diferencia radica en que se pueden comprar y vender en cualquier momento con lo cual son mucho más líquidos que los plazos fijos.

Las altas tasas de interés en un contexto calma respecto a la evolución en el tipo de cambio presentan una posibilidad de obtener altas rentabilidades, no sólo en pesos, sino en dólares. La única amenaza es el movimiento de la tasa, que es variable y afecta directamente a estos activos.

Conclusión

En resumidas cuentas, por el momento, tal como están dadas las cosas, los plazos fijos son una opción más que viable y quizás la más prometedora para el año entrante. Para aquellos que duden de la fortaleza de la moneda, se puede optar por un dólar linked como el AM18. Los bonos pagaderos en dólares sólo son una alternativa para las inversiones a largo plazo.

Escrito por Pablo Gastón Lapun – Lic. en Comercio Internacional y Mastereando Estadística. Integrante del staff académico de ICB Argentina 

 

Si te interesó la nota, te invitamos a que visites los Programas de capacitación de ICB ingresando al siguiente link: CAPACITACIÓN ICB


[1]Tasa de interés pagada por depósitos a plazo fijo de 30 a 35 días de más de un millón de pesos, por el promedio de entidades financieras privadas. Las siglas Badlar hacen referencias a Buenos Aires Deposits of LargeAmountRate. La misma es calculada por el BCRA en base a una muestra de tasas de interés de entidades de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

[2]Las Letras del Banco Central (LEBAC), son títulos de corto, mediano y largo plazo que licita la autoridad monetaria (BCRA) los martes de cada semana.

 


Continúe leyendo
Seguinos en Facebook y Twitter para informarte
de las últimas noticas de ICB.