Instituto de capacitación bursátil

ICBlog

Importancia del oro y el rally post elecciones

El oro es un activo bastante particular. Históricamente sirvió como reserva de valor, usado para hacer joyas y de fácil transferencia, lo que hacía que simplifique el comercio. Durante décadas, los gobiernos emitieron dinero respaldado por el oro. Pero el llamado “patrón oro” (que hacía que el valor de una moneda este directamente relacionado con el metal) fue abandonado en 1971 en EEUU.

¿Por qué entonces hoy en día sigue siendo tan importante?

Hay opiniones muy variadas al respecto. Por un lado, están quienes creen que en la economía moderna su validez quedó obsoleta, ya sea por la emisión de moneda de curso legal de cada país o mismo con todos los avances en las criptomonedas (digitales, como el bitcoin). Por el otro, están quienes afirman que el oro tiene ventajas únicas que hacen que sea indispensable su presencia en los portafolios de inversión.

¿Cuáles son estas ventajas?

  • Como cobertura ante un debilitamiento del dólar:

El oro está valuado en dólares. Con un dólar más débil, el precio del metal expresado en esta moneda sube. Básicamente, necesito más dólares para adquirir el mismo metal.

Por otro lado, los inversores (incluidos bancos centrales) que desean comprar oro para diversificar, deben vender sus dólares para hacerse del metal, debilitando aún más a la moneda.

En estos días Trump salió nuevamente a decir que el dólar sigue demasiado fuerte, provocando una caída inmediata y su consiguiente subida en el oro, alcanzando valores máximos desde las elecciones presidenciales en noviembre. Podemos ver la correlación inversa en el gráfico a continuación (línea blanca: oro, línea azul: dólar)

  • Inversión “segura” ante momentos de turbulencia:

Históricamente atrajo inversores en momentos de conflictos geopolíticos o de grandes incertidumbres. En estos últimos días, otra de las razones por las que el oro subió es por las tensiones con Corea del Norte y los incidentes en Afganistán. El oro se dispara cuando aparecen miedos de cualquier tipo, ya sea porque se avecina una crisis, peligros de default, etc.

  • “Protección” contra la inflación:

Esta es una de las ventajas más cuestionadas. Si bien los libros nos explican la lógica de que los inversores se posicionan en oro cuando ven que el dólar pierde valor por efecto de la inflación (para evitar la pérdida de poder adquisitivo), si hacemos un análisis histórico de la inflación vs. el oro, descubrimos que no es así.

El oro no aumenta al ritmo de la inflación. Al menos no en el corto plazo. Si nos hubiésemos querido cubrir de la inflación que trajo la crisis energética de EEUU en 1980, nos habría tardado más de 30 años que el precio del oro alcance el nivel de inflación (de acuerdo al gráfico, recién lo hace a fines del 2011).

La inflación en exceso constituye un “miedo” del mercado más. Y en estas ocasiones sí podemos ver que el valor del metal aumenta, pero no porque la inflación en sí misma lo provoque.

  • Diversificación:

El oro suele tener una baja correlación con los bonos y las acciones. Mejora el desempeño de la cartera de inversión contribuyendo a la diversificación en clases de activos.

Podemos estar de acuerdo o no en considerarlo como una opción a la hora de invertir, pero sin duda el oro es uno de los activos clave que debemos seguir cuando analizamos los mercados por las razones anteriormente mencionadas, y continúa su rally por quinta semana consecutiva alcanzando casi los USD 1300 la onza. Hoy en día es mucho más fácil y está al alcance de todos poder acceder a esta inversión, gracias a la existencia de ETFs.

 

Si te interesó la nota, te invitamos a que visites los Programas de capacitación de ICB ingresando al siguiente link: CAPACITACIÓN ICB

 


Continúe leyendo
Seguinos en Facebook y Twitter para informarte
de las últimas noticas de ICB.